Esa ligadura no funciona, debes romper

Como casi todas las tardes aburridas de cuarentena, yo estaba avanzando en mi nueva tipografía y mientras batallaba con la ligadura «fz alemana», en eso empieza a sonar el disco siamese dream de smashing pumpkins. Ese disco me vuelve loco, me inspira. Hasta me pongo a tocar la batería imaginaria.
Un par de minutos después una de mis mejores amigas me dice que esta super triste porque el tipo que la estaba cortejando ya perdió el interés por ella y extraña eso de levantarse todos los días con el gentil saludo de su galancete.
-«De todas maneras no iba a resultar», le dije, mientras tocaba mi batería invisible. Después lo pensé, me di cuenta que la cagué, e intenté borrar el mensaje pero ya era demasiado tarde, lo había leído.
¡Pero cómo me dices éso! me reclamaba por whatsapp.
-Rayos, me tocaba explicar lo inexplicable, y como soy malo explicando con las manzanitas del amor, traté de explicárselo con tipografías.

¿Te acuerdas que estábamos en esa fiesta aburrida y yo te comentaba que la ligadura del envase de la patatas fritas estaba mal?
-Si.
Bueno, sabes entonces si sabes qué es una ligadura.
-Obvio.
Ahora ¿qué piensas de ésta ligadura?

Está muy linda, me contestó. ¿La hiciste tú?, me parece muy elegante.
Si, la diseñé yo a propósito para mostrarte que ahí hay algo mal hecho. Si quieres puedes tomar un lápiz y escribir en una hoja las letras OEA. Probablemente te quede algo similar a esto:

-Si, de hecho creo que hasta lo hice en ese mismo orden.
Lo que tú has hecho es lo que haría todo el mundo. Esa probablemente sea la manera más rápida y sencilla de escribir las 3 letras.
Sin embargo, intenta reproducir a mano la ligadura de arriba, la que encontraste elegante.
Qué raro,
me dijo, no se puede. Hay algo que no funciona. Y ahora que sé que no funciona, tu ligadura mala ya no la encuentro linda, ahora sólo veo que hay un error.
Eso es muy bueno. Yo no soy muy bueno hablando del amor pero si quieres te puedo hacer metáforas tipográficas con ligaduras.
-Jajajaj, me contestó. Dale.

El trazo

En tipografía hay una relación indivisible entre 2 elementos, el gesto y el trazo: 
El gesto es la parte invisible de la escritura y el trazo es el resultado visible de lo que hace el gesto.
El nombre técnico del «gesto invisible» se llama ductus. Y es sólo el movimiento, no te compliques, lo puedes dibujar hasta en el aire con un dedo.
Ese gesto tiene una dirección, tiene una inclinación, tiene una velocidad, y tiene una manera de iniciar y una manera de terminar. 
Imagínate a una bailarina de ballet. Cada uno de sus movimientos tiene un lenguaje, tiene una sutileza, pero no lo podemos ver gráficamente porque son invisibles, sólo vemos que los hace. Pero ¿qué pasaría si le pusiéramos de esas cintas que usan las chicas de la gimnasia rítmica? Ahí probablemente podamos ver lo que ella va dibujando y sería muy interesante. Pero a esa misma bailarina podríamos pasarle mangueras con agua, sopletes con fuego, rayos láser o todo lo que se te ocurra que vaya describiendo sus movimientos. Vaya trazos interesantes que haría.
Pero, ¿qué es lo que define el baile que esté haciendo nuestra bailarina del ejemplo, la vestimenta, la herramienta con que vaya graficando sus movimientos, o los movimientos en sí mismos?
¿podría esta chica estar bailando flamenco en traje de baño a pie pelado sobre la arena o necesita el vestido para que se entienda que sus movimientos son del flamenco?
Interesante pregunta.

Pero volvamos a la escritura ¿Qué es lo lindo de la escritura?
Que el estilo no está definido por la herramienta que uses para hacerla, sino que se define por el movimiento de la mano y la coreografía de sus trazos.
¿Eso quiere decir que es posible que nuestra amiga bailarina de la cintura hacia abajo esté bailando charlestón, y la parte de arriba esté bailando twist y se siga viendo hermoso?
Absolutamente. 
Mira la imagen a continuación. Es de un calígrafo italiano con orígenes de grafitero llamado Luca Barcellona. Es maravilloso como hace caligrafía con pintura en aerosol. En la foto, ¿Qué hace, caligrafía o graffiti? 

Interesante. Pero no te confíes.
No porque los grandes maestros sepan mezclar exitosamente y con estilo, todas las mezclas sean exitosas. Hay movimientos que son compatibles, trazos que son compatibles, herramientas compatibles, y otras sencillamente es mejor descartar y ni siquiera intentarlo.
Por ejemplo, ¿Qué te parecería ver a nuestra amiga bailarina moverse con la parte de arriba del cuerpo haciendo pasos de break dance y la parte de abajo tap?
Probablemente un desastre absoluto.
En tipografía es lo mismo. Romper la coreografía natural de la escritura nos hace descubrir aberrantes errores de compatibilidad estructural.
Incluso una persona que no sepa nada de tipografía podría detectar elementos extraños en el dibujo de una letra. ¿Acaso nunca escucharon en el colegio la frase «Oye por qué haces tan rara la «E»?, yo no podría hacerla así» (haciendo referencia a la gente que la dibuja desde abajo hacia arriba, en sentido contrario a las manecillas del reloj).


Ahora, y esto es sorprendente, ¿tu te crees que tienes una sola manera de escribir?
No. De hecho escribiendo muy rápido (como tomando nota por ejemplo) he logrado notar muchas veces que inconscientemente hacemos el ductus de una letra de una manera o de otra, dependiendo de la letra que está a su lado. De esa manera, estamos creando sin querer ligaduras para solucionar problemas específicos.
Veamos el siguiente ejemplo:
Acabo de tratar de escribir lo más rápido posible la palabra al azar «Forros» y luego una muy similar, «Frodos».
Inmediatamente me di cuenta que en minúsculas, la “orr” se liga con una facilidad tremenda, al igual que la combinación «os».
Entonces, cuando junto la «orr» la dibujo con un movimiento continuo hace que me ahorre varios gestos. Lo curioso, es que si las letras las dibujo ultra rápido por separado, no sólo se pierde la ligadura, sino que también cambio completamente su dibujo, como se puede apreciar en la «r» y en la «o» cuando no se liga con nada. ¿Esto está mal?
No. De hecho es natural.
Natural e interesante. Porque descubrimos inconscientemente cómo hacer que las ligaduras funcionen sin la necesidad de ser experto.
Y a partir de éstos descubrimientos de escritura podemos ir haciendo muchísimas aplicaciones tipográficas con ligaduras, de hecho así comencé a diseñar las ligaduras de mi tipografía Liliana.


-Ya, pero no te entiendo. Me decía ella, me parece fantástico todo este tema, pero ¿qué tiene que ver esto con que el chico que me gusta ya no quiera nada conmigo?
Todo, le dije, ustedes dos son ductus incompatibles, quieren juntar un trazo inicial con uno terminal, es imposible que así haya una buena ligadura.
¿Hola?

Usted ha sido bloqueado.

 

 

  3 comentarios en “Esa ligadura no funciona, debes romper

  1. Rodrigo Guerra
    junio 13, 2020 a las 3:59 pm

    Qué genial forma de enseñar! Es posible restaurar la ligadura con un viejo amigo con ductus compatibles?

  2. Marcela
    junio 24, 2020 a las 10:16 pm

    Justamente estoy aprendiendo sobre tipografía y me tope con un libro de 1831.que estoy estudiando su tipografía y me di cuenta que utiliza la ligadura «fl». No sé si todos los tipos de letras tenían ligaduras disponibles en sus cajas o sólo algunos tipos de fuentes de letras. Podrías orientarme?

    • Juan Pablo De Gregorio
      junio 24, 2020 a las 10:20 pm

      Depende del tipo. De hecho hay tipos que tienen más ligaduras que otros.
      A mi por ejemplo me gusta mucho incluir ligaduras en mis set de caracteres, pero también depende de qué tanto las formas de la fuente y la necesidad me lo permitan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.